Moverse por Buenos Aires

Moverse por Buenos Aires

Si estás pensando viajar próximamente a Buenos Aires es posible que una de las cuestiones que te preocupe sea conocer más a fondo las diferentes posibilidades de transporte que vas a encontrar en la ciudad.

Para comenzar una visita a Buenos Aires lo primero es conseguir un mapa de la ciudad y destacar todos aquellos sitios que se desean visitar para establecer un itinerario adecuado y que evite desplazamientos innecesarios.

Buenos Aires cuenta con un buen sistema de transporte público que te permitirá moverte de un lugar a otro de forma rápida y económica. Si tienes pensado hacer muchos viajes en transporte público puede ser buena idea hacerte con la tarjeta SUBE, que te permite viajar en autobús, tren, metro e incluso pagar los peajes de la carretera. Su coste inicial es de 20 dólares y puede recargarse en los cajeros de ciertas entidades bancarias.

El autobús es uno de los medios de transporte más adecuados para conocer la ciudad. En la actualidad Buenos Aires dispone de algo más de 180 líneas que pueden llevarte prácticamente a cualquier rincón de la ciudad.

Si prefieres la rapidez del metro, Buenos Aires cuenta con seis líneas que conectan el centro de la ciudad con las grandes estaciones de autobuses y ferrocarril que se encuentran en las zonas más periféricas.

El centro de Buenos Aires tiene una gran cantidad de cosas por descubrir. Lo mejor es que llegues al centro a través del transporte público y una vez allí te desplaces de un lugar a otro caminando. Las calles más antiguas de la ciudad fueron construidas siguiendo el trazado de damero, de forma que es muy fácil orientarse y encontrar las zonas más populares.

Si te apetece agilizar la visita o no quieres caminar tanto, otra de las opciones para conocer Buenos Aires es la bici. La ciudad tiene en marcha el programa “EcoBici” que te permite disponer de una bicicleta de forma gratuita. El servicio está disponible las 24 horas del día los 365 días del año. Puedes disfrutar de la bicicleta escogida durante una hora seguida (dos horas los fines de semana), agotado ese tiempo debes esperar cinco minutos para poder volver a coger otra bicicleta. Basta con registrarse de forma online en el servicio para poder disfrutarlo.
Por último, puedes hacer uso de los taxis o, si tienes pensado hacer desplazamientos más largos, puedes optar por alquilar un coche.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario