Pasar un fin de semana en Buenos Aires

Pasar un fin de semana en Buenos Aires

Cuando se visita una ciudad como Buenos Aires es interesante disponer de al menos una semana para poder hacer un recorrido por los lugares de interés más destacados y hacer esa visita sin prisa y sin perderse nada, pero eso no siempre es posible.
Conocer Buenos Aires en un fin de semana, apenas 48 horas, es complicado, pero te proponemos un itinerario para que al menos veas las zonas más destacadas de la ciudad.
Si llegas un viernes por la tarde es un buen momento para conocer el ambiente nocturno de la ciudad y pasarte por algunos de los salones de tanto. Para cenar no puedes dejar pasar por alto la oportunidad de probar la gastronomía porteña.
Contando que el sábado va a ser el único día que vas a pasar entero en la ciudad lo ideal es descansar bien y levantarse pronto para tener un día intenso de visitas.
Puedes empezar la jornada de turismo en Puerto Madero, uno de los barrios más dinámicos de la ciudad. Aquí no puedes perderte la Fuente de Las Nereidas y el Puente de la Mujer. Tras la rápida visita es hora de desplazarse al barrio de San Telmo, que se encuentra justo al lado y en el que puedes disfrutar de un bello casco histórico y realizar el popular Paseo de la Historieta y hacerte una foto con la estatua de Mafalda.
Después de San Telmo desplázate a La Boca, un barrio muy pintoresco en el que además de visitar La Bombonera puedes pasar por Caminito y visitar la Usina del Arte.
Tras una parada para comer toca desplazarse algo más lejos, por lo que es recomendable hacer uso de un taxi o el autobús. Puedes aprovechar el viaje y montarte en el bus turístico para seguir viendo cosas interesantes de la ciudad.
En el Centro Histórico de Buenos Aires tienes que visitar la Casa de Gobierno, la Catedral Metropolitana, la iglesia de San Francisco y la de Nuestra Señora del Rosario y por supuesto, la Avenida de Mayo.
El domingo puede ser un día más relajado y lo puedes aprovechar para visitar otros monumentos imprescindibles como el Obelisco y también es un buen momento para visitar alguno de los numerosos museos de la ciudad, relajarse en sus parques, disfrutar de una jornada de compras, pasear por el Rosedal de Palermo y visitar el barrio de La Recoleta.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario