Paseo de la historieta en San Telmo

Paseo de la historieta en San Telmo
Paseo de la historieta en San Telmo

San Telmo es uno de los barrios de Buenos Aires con más historia. Este barrio es fácilmente reconocible gracias a sus casas de estilo colonial y sus calles empedradas con adoquines.

No es ni mucho menos el barrio más grande de Buenos Aires, pero San Telmo es un barrio dotado de un gran encanto y dotado de una gran vida. En sus calles no es difícil encontrar un gran número de visitantes y artistas.

Hay muchos motivos para visitar el barrio de San Telmo, pero uno de los más importantes puede ser hacer un recorrido por el Paseo de la Historieta.

Hace unos años se instaló en uno de los bancos de San Telmo una estatua de Mafalda para rendir homenaje a este divertido y mítico personaje y a su creador Quino. La estatua fue todo un éxito y cientos de personas se fotografiaron junto a la niña más conocida del mundo. De aquí surgió la idea de dedicar una zona para recordar a los personajes de historietas más típicos de la cultura argentina.

Desde 2012 se han ido añadiendo nuevas esculturas y a día de hoy Mafalda comparte protagonismo con otros personajes como Isidoro Cañones, Matías, el Loco Chávez, Larguirucho, las Chicas de Divito, Clemente, don Fulgencio, Patoruzú y Gaturro.

Las estatuas de todos estos personajes están repartidas a lo largo del barrio y su ubicación no es aleatoria, sino que guarda relación con la historia del personaje. Así por ejemplo Isidoro Cañones, un gran playboy, aguarda al visitante frente a un boliche, mientras que Clemente, un gran fanático del fútbol, espera a que lleguen los visitantes sentado sobre una grada.

Todas las figuras se han realizado a tamaño real con resina y fibra de vidrio, así que podemos pasar una tarde muy divertida recorriendo las calles de San Telmo y localizando a los diferentes personajes de historieta que nos aguardan en cualquier rincón para hacernos una foto con ellos.

Pero San Telmo es mucho más que el Paseo de la Historieta, pasear por sus calles es dar un salto en el tiempo que se refleja en su arquitectura e incluso en el gran número de casas de antigüedades que ocupan los locales comerciales de esta zona.

El domingo es el día grande en el barrio, se organiza una gran feria de antigüedades con 270 puestos que reciben hasta 10.000 visitantes y que no te puedes perder si estás por la zona.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario